Introducción al punto

 Montado de puntos simple.

Del ovillo sacar la cantidad de hilo correspondiente a 3 veces la medida del ancho que debe medir la prenda que vaya a tejer, hacer un nudo sobre la aguja, con ambas manos estirar de cada hilo para que quede una  anilla alrededor de la aguja, ésta anilla será el primer punto.

Queda un hilo a cada lado de la aguja, el que sale del ovillo se sujeta con la mano derecha y el otro en la mano izquierda, con la mano izquierda formar una anilla y clavar la aguja en el centro.

Con la mano derecha coger el hilo y pasarlo por encima de la aguja, sin soltar la anilla formada con la mano izquierda.

Con la mano izquierda, pasar la anilla por encima de la punta de la aguja, manteniendo el otro hilo sujeto con la mano derecha.

Estirar cada hilo con la mano correspondiente para ajustar el nuevo punto a la aguja. Repetir desde el segundo paso.

Video explicativo.

Punto del derecho.

Con el hilo detrás de la labor, clavar la aguja derecha en el centro del primer punto de la aguja izquierda, pasando la aguja por delante del punto.

Con la mano derecha pasar el hilo por encima de la aguja derecha y sujetarlo para que no se suelte, retirar la aguja derecha hacia atrás, haciendo pasar el bucle por el interior del punto de la aguja izquierda.

Una vez pasado el bucle, soltar el punto de la aguja izquierda. Queda formado un nuevo punto en la aguja derecha.

Video explicativo.

Punto del revés.

Con el hilo por delante de la labor, clavar la aguja derecha en el centro del primer punto de la aguja izquierda, pasando la aguja por detrás del punto.

Con la mano derecha pasar el hilo por encima de la aguja derecha, mantenerlo hacia arriba y sujetarlo para que no se suelte. Retirar la aguja derecha hacia atrás, haciendo pasar el bucle por el interior del punto de la aguja izquierda.

Una vez pasado el bucle soltar el punto de la aguja izquierda. Queda formado un nuevo punto en la aguja derecha.

Hebra o Baga.

Cuando echamos una hebra lo que estamos haciendo es añadir puntos para formar calados decorativos.

Tenemos que poner el hilo delante de la labor y pasarlo por encima de la aguja derecha.

Trabajamos el siguiente punto de la aguja izquierda y la hebra o baga queda como un punto más en la aguja.

En la siguiente vuelta trabajamos la hebra igual que los otros puntos de la aguja y de esta forma se habrá aumentado un punto.

Dos puntos juntos del derecho.

Clavar la aguja derecha en los dos primeros puntos de la aguja izquierda para trabajar al derecho.

Poner hilo sobre la aguja derecha y pasar a través de los dos puntos.

Al trabajar dos puntos juntos, quedará un punto menos en el número total de puntos. Habremos hecho una disminución.

Video explicativo.

Menguado simple.

Pasar un punto sin hacer clavando la aguja derecha como si se fuera a tejer al revés.

Tejer el siguiente punto al derecho.

Con la aguja izquierda tomar el punto sin hacer de la aguja derecha y pasarlo por encima del punto que si tejimos.

Nos quedará un punto menos en el número total de puntos.

Vídeo explicativo.

Menguado doble.

Pasar un punto sin hacer clavando la aguja derecha como si se fuera a tejer al revés.

Tejer los siguientes dos puntos juntos al derecho.

Con la aguja izquierda tomar el punto sin hacer de la aguja derecha y pasarlo por encima del punto que nos quedó de tejer dos puntos juntos.

Nos quedarán dos puntos menos en el número total de puntos.

Dos puntos trabajados en un mismo punto.

Esto se puede hacer de varias formas:

  1. Clavar la aguja en el punto que queda debajo del punto a tejer y trabajar al derecho. Trabajar el punto de la aguja izquierda al derecho. Nos quedará 1 punto más en el número total de puntos.
  2. Trabajar un punto del derecho y sin soltarlo de la aguja izquierda clavar de nuevo la aguja derecha en el mismo punto pero por detrás y trabajar de nuevo al derecho.

 


 

9 opiniones en “Introducción al punto”

  1. Yo aprendí a tejer con 14 años y me encantaba pero hace muchos años ya que no lo hago, cuando me quede embarazada le haré unos patucos a mi bebé..

  2. pues me parece muy interesante lo de “Del ovillo sacar la cantidad de hilo correspondiente a 3 veces la medida del ancho que debe medir la prenda que vaya a tejer”, la verdad es que yo lo hago a ojo y me suelo equivocar porque no conocía el truco. ¡muchas gracias por compartirlo! 🙂

Me encantaría saber que te parece.